lunes, 9 de abril de 2007

Cielo único


Mar del Sud 2006

Cuando vuelvo a casa, luego de un largo día, junto las cuentas
que están en el suelo, caliento un rico café, preparo el baño para
mi hijo, veo que puedo cocinar, enciendo la computadora, escucho los mensajes del contestador telefónico y ordeno un poco. Mientras el niño se baña, me tiro en el sillón saboreando el café, trato de relajarme… aunque de fondo se escuche:
-Mamáaaaa me traés…….!!!
Delicias de esta vida “moderna”, mamás “multifunción”
(como las impresoras-scanner-fotocopiadoras).
No intenta ser una queja, sólo un relato de la vida que llevamos adelante en esta ciudad y en este tiempo de locos. A veces trato de imaginar cómo sería nuestra vida en otro lugar, con otros ritmos, con otros sonidos, con tiempo para mirar el cielo…

4 comentarios:

  1. Seeee, yo ya no aguanto esta ciudad de locos. Está demasiado grande.
    Habría que huir...

    ResponderEliminar
  2. Quiero conocer ya ! Ese lugar!!!
    Una pregunta: ¿Allí se puede encontrar la paz tan buscada? ...

    ResponderEliminar
  3. para mi es EL lugar de PAZ por excelencia, pero no olvides que no soy objetiva, este lugar tiene para mi una historia muy especial...
    besos

    ResponderEliminar