domingo, 24 de mayo de 2020

Cosas ricas en cuarentena

Hablo de la cuarentena, pero en esta casa siempre se cocinó 😄 Celebro (no la pandemia) que se haya empezado a cocinar ! Y no es fácil pensar y preparar 4 comidas diarias, variadas, que guste a todos, además del estrés cotidiano de salir a hacer las compras con los cuidados para no contagiarnos (ni contagiar). Una de las ventajas es todo lo referente al universo de la cocina saludable que podemos encontrar en Internet. Es infinito. Claro que hay que mirar con ojo crítico, porque muchas veces bajo la etiqueta saludable, encontramos de TODO (saludable o no). En esos casos hay que leer gente que sepa, chamuyo no. Y también sentido común y el propio criterio. Si te ponen una torta "saludable" porque tiene manzanas, pero tiene una tonelada de azúcar, y... de saludable tiene sólo la fruta... 😕 Entonces, no vale el "saludable". Es verdad que un poco de azúcar muy cada tanto, no mata. Pero hay que cuidar esas cuestiones. Yo sigo cuentas en Instagram sobre cocina. Elijo cuentas de gente que explica por qué comer o no comer (o moderar) ciertos alimentos, nada de fanatismos ni dogmas, y lo que resulta fundamental: la incorporación de alimentos que hemos dejado de lado, por falta de costumbre, por desconocimiento, por falta de búsqueda de sabores nuevos y el hábito de comer siempre lo mismo cocinado de la misma manera.
Hablando de sabores nuevos, de cambiar (ahora se dice deconstruír), ayer hice gomasio. Hacía bastante que no lo preparaba, porque generalmente al sésamo lo convierto en tahini. Gomasio: sésamo tostado y molido con el agregado de sal. Se pone en un frasco en la heladera y se usa para espolvorear ensaladas, pastas, tartas, tostadas (con miel queda delicioso). El sésamo es una rica fuente de Calcio, dicen los que saben. Tahini: mismo procedimiento que el gomasio, con el agregado de agua (de a poco) y mixeando, se logra una pasta exquisita para untar lo que sea. El tahini más jugo de limón y ajo (o lo que les parezca que pegue) es un excelente aliño para ensaladas. Les cuento que hoy desayuné pancake de avena fermentada untado apenas con miel, espolvoreado con gomasio y rodajitas de banana. Si me hubieran dicho hace unos cuantos años que ese iba a ser uno de mis desayunos, me hubiera reído incrédula. Bueno, pues, es delicioso, les debo la foto!! Rico, sano y llenador.  Por eso, prueben sabores nuevos, aunque parezca loco mezclar dulce/salado, o alimentos que jamas hubiéramos imaginado juntos.

Gomasio: sésamo tostado y molido + sal

 Pasta de cúrcuma

 Vegetales encurtidos

 Brotes de lentejas

sábado, 2 de mayo de 2020

El origami va y viene

Me pasó que tuve un bloqueo origamístico. No sabía qué plegar, no plegaba, no me daban ganas. Leía todo el tiempo, el tiempo que me dejaba el trabajo. Ahora que tenemos tantos días, tantas horas libres, me reenganché con mi amado origami. También ayudó que muchas cuentas de Instagram empezaron a dar clases en vivo, y tomo aquellas en las que la figura a plegar me atrae. Ordené mis papeles, me hice una caja nueva para ellos (con decoupage!) y listo. 
Plegar me hace felíz.
Acá van algunos plegados.













domingo, 26 de abril de 2020

Los libros y yo


En un intento de hacer journaling, en uno de mis cuadernos (uno que le compre a Caro) escribí algunas cuestiones sobre los libros y el acto de leer. Pensamientos y sentimientos que emergen cuando leo. 

  • A veces leo reseñas que me entusiasman, luego leo el libro y me decepciona.
  • Comienzo a leer y no me atrapa, lo siento aburrido. A veces lo termino, la mayoría de las veces lo abandono.
  • Cuando un libro me entusiasma, quiero leerlo todo el tiempo. Si tengo que hacer otra cosa, quiero terminarla rápido para ir corriendo a seguir leyendo. Eso me da mucha felicidad.
  • Después de terminar un libro que disfruté mucho, por unos días no puedo comenzar otro. Me quedo "saboreando" el que terminé (y lo tengo muy cerca, en mi mesa de luz)
  • Si un libro me está gustando mucho, no lo quiero terminar y lo leo lentamente.
  • Me gusta marcar frases o párrafos no solamente por lo que dicen, sino a veces por "cómo" lo dicen.
  • Amo los libros que dicen sin tapujos lo que muchos pensamos y sentimos pero no atrevemos a expresar.
  • Detesto cuando un libro (malo) se pone de moda y se sobrevalora.
  • Estoy aprendiendo a aceptar que no todos los libros supuestamente buenos o que todos los escritores supuestamente geniales me tienen que gustar.

Ahora estoy con "Manual para mujeres de la limpieza" de Lucía Berlin. Algunas historias son más interesantes que otras, pero por ahora lo sigo. 

lunes, 6 de abril de 2020

Mi vida de antes

Quiero mi vida de antes, la del laburo corriendo, la de andar en bici algunos findes, ir de pesca con mi amor, compartir un asado. Parece que estamos dentro de una pesadilla. La vida se detuvo en una cuarentena. Esas películas que tanto aborrezco. Cada día me despierto pensando, ya pasó, no? No. No pasó, no pasa, vivimos encerrados, saliendo , como escapándonos, cada semana para comprar  algo para cocinar. Lavarse bien las manos, alcohol en gel, salir lo menos posible. Barbijo? Guantes? Esto está sucediendo de verdad? Aplaudir a los profesionales de la salud, cada noche a las 21 hs... Hablar con los viejos por video llamada, asi nos vemos un poco. Jugar con la familia y amigos a algún acertijo por Whatsapp o Facebook. Mi amor? Allá en su cueva, cumplió años solo... pensando en festejar cuando esto termine...
¿Terminará?

lunes, 3 de febrero de 2020

Picadas diferentes

En nuestras vacaciones en Yacanto, fuimos a un barcito en un entorno bellísimo, en donde ofrecían picadas "creativas" (así las llamaba su autor). Justamente era lo que buscábamos y siempre comentamos: las picadas que todos conocemos, son todas iguales: fiambres, quesos, aceitunas y paremos de contar. El paladar se satura de fiambre, sal, y quesos, necesita ir recibiendo otros sabores, texturas y temperaturas, para que sea una experiencia plena.
Se acercaba el cumple de Martín (ya 19!) y el calor del veranito porteño nos envolvía. Pensé que en vez de pizzas, lo mejor era hacer una gran picada: además podía participar (cosa difícil cuando estás sacando pizzas a lo loco). Este año se me ocurrió aportar a la picada, algunos ingredientes diferentes: falafel, tahini, crutones de polenta, muffins de puerro y queso azul, y algunas otras cosas que ya venía sumando: cherrys, bolitas de melón, croquetitas de verdura, guacamole, bastones de zanahoria. También tuve que agregar algunas otras cositas, hay que ser amplio y pensar en todos los comensales: mortadelita, queso, espirales de jamón y queso, albondiguitas de carne. A todos les gustó mucho (por lo menos eso dijeron!) Creo que hay muchísimas variantes de picadas y está bueno dejar de lado los snacks fritos industriales, que son carísimos y grasosos y llevar a la mesa otras propuestas.
El postre es otro tema: siempre le pregunto qué postre /torta quiere: eligió chocotorta !



                                                                Crutones de polenta


                                                   Espirales de jamón y queso


Las bolitas de melón son un 10! Refrescan y limpian el paladar.

Chocotorta 😀

Y me quedaron varias cosas en el tintero! Morrones asados, encurtidos de vegetales, otros patés, en fin, muchas ideas para aggiornar la clásica picada.

jueves, 23 de enero de 2020

¿Tirar o guardar?

Me gusta ordenar y tirar cosas. Pero también me gusta tener algunas cosas nuevas y bellas. Los objetos que forman parte de nuestra cotidianidad, son importantes. Embellecen nuestro entorno, y (algunos) son de utilidad. A veces hay una lucha entre mi yo que aspira a ser minimalista y mi otro yo que ve algo bonito y lo quiere. Intentando un equilibrio, ambos conviven :D
Soy lo que Éloide-Joy Jaubert llama en su libro "Minimalismo: Prescinde de lo que sobra en tu mente , tu vida y tu hogar",  una minimalista moderada, de estilo japonés.

Miren estas dos bellezas, sino:


Matecito de Sólido Platónico

El camino al minimalismo es eso, un camino. En ese aprendizaje, dejamos atrás objetos que guardamos (y no usamos) con el fin de que algún día... los sacaremos de la oscuridad (cosa que finalmente no sucede). Otras veces tenemos rachas de tirar todo, o casi todo y así liberamos espacio en la casa ( y en nuestra mente).
Es un ejercicio interesante, empezar a pensar qué cosas tenemos guardadas que no usamos que podríamos desechar. 

martes, 21 de enero de 2020

Hola blogcito

Bien, retomando luego de.... ufff, muchos días (semanas, meses...) No sé si a esta altura alguien me leerá ☺.

Desde agosto hasta hoy pasaron tantas cosas, sin embargo no voy a aburrirlos con una cronología de los sucesos. Esta época (verano) suele llevarme a la misma reflexión siempre: ¿Por qué no me fui a vivir a un lugar más tranquilo cuando pude hacerlo? La ciudad de Bs As es un lugar poco amigable. Ya se que me van a decir que no idealice otros espacios, pero bueno, es casi inevitable. Sobre todo cuando se vuelve de pasar días memorables en paisajes como los de Yacanto - San Javier. Todo el entorno,el ritmo de vida, el silencio (sólo interrumpido por sonidos de la naturaleza), el aire serrano...



Bueno, para no caer en la desesperanza agradezco haber disfrutado tanto! Siestas, trekking, asados, pileta, arroyos, zarzamoras silvestres, relax!

En noviembre nos hicimos una escapadita a  San José- Entre Ríos, como un aperitivo vacacional. Estuvo lluvioso, pero igual descansamos y recorrimos.

Si voy por secciones, se terminó la sección Viajes (ufa).

Comidas y alimentación saludable: sigo! Claro que si! Siempre tratando de encontrar un sano equilibrio, sin fanatismos. Estuve incursionando en la fermentación de cereales y legumbres!
Dicen, los que saben, que se digieren mejor

                                             

Continúo con desayunos saludables y variados (pa no aburrirme, vio?) incorporando ingredientes salados (¡amo lo salado!) e intentando no caer siempre en la tostada.


Instagram ofrece muchas cuentas de donde sacar recetas, ver ideas de menúes, y concientizar a los consumidores para llevar a cabo una alimentación saludable REAL, leyendo las etiquetas de los productos, cocinando más en casa, en fin, abrir los ojos y que no nos vendan gato por liebre. 

Lecturas:
El año pasado leí muchísimo, en parte porque me lo propuse, en parte porque me tentaron tantas recomendaciones de libros (no siempre resultaron ser lo que prometían, pero esto es así). También el hecho de tener mi amado Kindle, hace que no tenga que gastar (tanto) en libros. Igual ya saben que leo también en papel! 
Los últimos meses de 2019 leí (entre otros) "Breves amores eternos" de Pedro Mairal (me gustaron algunos cuentos), "Todo lo que no te conté" de Celeste Ng (me encantó), "Intimidad" de Hanif Kureishi (uauuuu) y "Cometierra" de Dolores Reyes (buenísimo). 
Enero 2020, hasta ahora:


 Los 3 muy buenos.

Y para ir cerrando...
Como el día tiene 24 hs, el origami quedó relegado (nunca olvidado!)







Variedad de plegados, algunos convertidos en señaladores que tanto gustan a mi hermanito Marcelo.
Hasta acá las producciones! 
Espero seguir subiendo alguna que otra cosita, aunque sea cada tanto.

jueves, 1 de agosto de 2019

Tiempo a manos llenas II

Vacaciones de invierno o mejor dicho, receso escolar. Tiempo para descansar y no correr al ritmo loco cotidiano. Lecturas, comidas, paseos, y alguna nana. Origami? No, tengo un bloqueo ahí, supongo que pasará.
El finde largo del 8 de julio me enfermé (siempre enfermándome cuando hay joda). De esa gripe quedaron resabios que sufrí la primer semana del receso. Carlos, que se había pedido esa semana en el trabajo, supuestamente para pasear juntos, también tuvo que guardarse un poco, ya que tomó frío. Además fue una semana muy fría. Bueno, a veces las cosas no salen como queremos, no?
Igual alguito hicimos: fuimos de una corrida a San Antonio de Areco, al Jardín Japonés, a Puerto Madero, al Barrio Chino, a comer por ahí. Descansamos, leímos, vimos pelis, cocinamos.
Les paso algunas fotitos de esos días.




Sorrentinos!


Lecturas nutricias
Y mi sillón para leer por fin en casa después de varios inconvenientes con la casa donde lo compré.
Lástima que no lo puedo dejar así, lo tengo todo envuelto para que Dashi no lo deshaga con sus uñitas...

jueves, 11 de julio de 2019

Hola Pozo

Ah, tenía un blog! Sí, mi pozo (olvidado)... Imposible ponerme al día, voy a tratar de ir contando algunas de las cosas que hice, hago y que me están pasando. No pienso hablar de trabajo, sh. Los libros están ocupando bastante tiempo (iupiiii). Estoy leyendo como nunca. Lo malo: a veces no recuerdo qué leí, ni de qué trataba! Me asusta! No puedo olvidar tan fácilmente!!
Libros:
"Sangre en el ojo" Lina Meruane. Por ser ex "chicata", sentí un toque dramático y aterrador con esta lectura, muy bueno.
"Hombres elegantes y otros artículos" de mi querida Milena Busquets, tan esperado, me encantó, fue como tomar un café con ella y pasar la tarde charlando.
"Mañana tendremos otros nombres" de Patricio Pron, muy buen relato de la vida de a dos en estos tiempos, creo que todos deberían leerlo, por si alguien aún cree en el amor romántico que nos metieron en la cabeza.
"La nieta del Sr Linh" de Philippe Claudel, bello, triste, nostálgico.
"Hombres sin mujeres" Haruki Murakami mmmm no me pareció gran cosa.
"Y eso fue lo que pasó" de Natalia Ginzburg , lo primero que leo de ella, me gustó, voy por más.
Y ahora me tiene atrapada Amy Tan con "El valle del asombro". 

No pretendo hacer reseñas literarias, simplemente digo si me gustó o no, y por qué (a veces). No siempre sé por qué me gustó o me disgustó. No soy especialista. Hubo libros que quedaron en el camino: "El mundo después del cumpleaños" de Lionel Shriver, no lo pude seguir, esperaba que pasara algo y no pasaba nada y me cansé de esperar. "Querido Miguel" de Natalia Ginzburg uf no se, pero lo tuve que dejar. Y no me da culpa dejar un libro aburrido. Tal vez algún día los retome (o no).

Bueno, dejo un ratito los libros en el estante.
La cocina! Siempre presente! Sigo con mis recetas saludables. Fui a un taller de sopas caseras en La Esquina de las Flores en Palermo. Aprendí la técnica que mi vieja utiliza hace mil años: nituke, para cocinar las verduras con su propio jugo. Hice mucha mucha sopa y riquísima! Puerro y hongos, verduras, calabaza y zanahoria y calabaza y garbanzos. También aprendí a hacer mis cubitos de caldo caseros, gracias a las cuentas de IG que sigo me explota la cabeza de recetas, son una delicia! También hice mi clásica granola amada, y galletas dulces saludables que duran y duran porque a Martín no le gusta lo saludable. Dejo algunas fotos:

 Te AMO, granola
Preparo la sopa, la proceso porque me gusta tipo crema y la pongo en cubeteras para porcionar. Una vez congelados los cubitos, los pongo en Ziplock y voy sacando a medida que quiero consumir.
Lo mismo hago con mis cubitos de caldo. Super práctico!!!

viernes, 3 de mayo de 2019

Lectora

Si tengo que mencionar a mi mentor de la lectura, tengo que hablar de mi hermano Marcelo. Siempre fue un gran lector y lo es!  Creo que me transmitió el amor por los libros, sólo con observar cómo habla de ellos, cómo los trata...
Actualmente estoy leyendo mucho. Cada principio de año me proponía leer más. Y cada año, el trabajo conspiraba contra tal fin. Pero también cada año vengo leyendo un poco más que el anterior. Parece que éste es MI año lector: no me gusta contar cantidad de libros leídos (son muchos); prefiero atesorarlos en mi memoria y ¿por qué no? recomendarlos. Un párrafo aparte merece mi kindle, ya hablé de él en otro post (dos posts abajo) realmente es algo genial, leo, leo, leo. Como me estoy poniendo mayor, suelo despertarme de noche, y qué hago? Tomo mi Kindle y leo, claro. Voy a dejarles una serie de libros que leí en estos días. Actualmente estoy leyendo "Una suerte pequeña" de Claudia Piñeiro, es el tercer libro que leo de ella, amé "Tuya" y en menor medida "Las viudas de los jueves". Tengo varios en mi Kindle para continuar conociendo a esta fantástica escritora. Me gusta porque leerla es como deslizarse sobre un piso que te lleva, sin prisa pero sin pausa a tu destino, es una lectura ágil, tierna, tiene humor, profundidad, te ves reflejada en tantos párrafos, que es difícil no caer rendida a sus páginas.
Bueno, mucho bla, bla, acá van!



Recomiendo "Tuya" y "Una muchacha muy bella", "Las viudas de los jueves" me gustó pero no me encantó.  Ah! Me olvidaba de "Prohibido morir aquí", de Elizabeth Taylor, me gustó, peeerooo, lo inflaron tanto que no me pareció LA gran historia que tanto promocionan.
Después les cuento que me pareció "Una suerte pequeña"