martes, 18 de septiembre de 2007

Descanso forzoso...

Veniamos bien, pero nunca falla: conjuntivitis. Primero Martín, ahora me empezaron a picar los ojos a mí. Oh-oh... Por lo tanto a armarse de paciencia, cocinar galletas, y ponerse gotas (y la doctora pretendía que se las pusiera él solo en el cole..!). No me gusta el encierro pero trato de buscarle la vuelta. La tecnología ayuda (amo mi pc), y no puede faltar la pintura, decoramos las tapas de los cds con diversas técnicas. Es genial porque la casa se da vuelta pero reina la felicidad. Y cuando cae el sol, Tincho que está entusiasmado con la lectura, me lee (él a mí, ¡que honor!) sus historietas de la revista infantil que le compraba cuando iba al Jardín. ¿Acaso puedo pedir algo más?

1 comentario:

  1. Venía a comentarte del chino y veo que actualizaste. Con respecto al adicto, es gracioso yo también lo vi y me llamó la atención el otro día.
    Respecto al descanso, enhorabuena!
    A disfrutarlo.
    Besos

    ResponderEliminar