miércoles, 3 de diciembre de 2008

Los niños

Martín-2008
"Un niño siempre puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea". Paulo Cohelo
Martín terminó 2°. Cada año que pasa me da vértigo. Pienso en él, de bebé, dando sus primeros pasos y ahora de golpe, pasando a 3°. Lo veo felíz, vital, sensible, tiránico a veces, dulce, temperamental, curioso...y siento una ternura tremenda. Lo amo.

6 comentarios:

  1. Estoy pasando a una 4ta infancia.

    ResponderEliminar
  2. que dulce!!
    me encanta leer estas cosas maternales... son las mas sinceras!!

    por cierto me ha encantado el trabajo que haces!

    ;)
    te cuidas

    ResponderEliminar
  3. Hoy:
    Qué bueno! Hay que tratar de no dejarla nunca!


    Yeruza:
    Gracias por tu comentario!
    Ahora paso a visitar tu blog!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Mucho tiempo sin leerte...
    Me falta bastante para llegar a experimentar tu etapa con Martín. Mi hija, Sirena, recién va por los 2 y medio.
    Parece increíble que exista una sola palabra para poder nombrar tooooodo lo que nos provocan los hijos.
    Hermoso post!
    Saludos

    ResponderEliminar