viernes, 13 de febrero de 2009

Dialoguito en el 106

Volvíamos a casa en el colectivo, Martín iba sentado en el primer asiento: -Ma, todos los que se casan tienen hijos? - No todos, los que quieren tenerlos -Pero ¿sí o sí tienen hijos? ¿Quieren tenerlos y los tienen? -Los que quieren, intentan tenerlos. A veces pueden a veces no. Pero es una decisión de los dos, no es una obligación. -Cuando viste las dos rayitas y supiste que estaba en tu panza, ¿Qué sentiste? -La felicidad más grande que se puede sentir! -Pero ¿cómo la sentiste, cómo era? -Y no se puede explicar con palabras… hay que sentirlo. -¿Tendrías que sentirlo otra vez para saber? -No, es un sentimiento de muchísima felicidad, alegría, no sé cómo decirlo de otra manera. -¿Cómo te diste cuenta que estaba por nacer? -Porque sentí unos dolores que se llaman contracciones que vienen de a ratitos y cada vez más seguido. -¿Sufriste mucho dolor? -Me dolía, pero no era nada que no se pueda soportar, no era para tanto. -Yo no me acuerdo nada de antes de existir. -No, no te acordás con la mente, pero sí tuviste sensaciones que te quedaron grabadas en la memoria del cuerpo. -¿Y se te pinchó la panza y salió líquido? -Yo no rompí la bolsa, tenía dolores y fuimos a la clínica para que vos nacieras, y ahí se rompió la bolsa, cuando ya estabas por nacer. Llegábamos a la parada y nos íbamos a bajar por atrás, cuando el chofer me dice: “Bajen por adelante” “Tengo que felicitarte por tu hijo, por la personita que es. ¿Sabés por qué te preguntó todo eso? Porque es un nene felíz. Y tu sonrisa lo dice. Yo te deseo que Dios, que todo lo da y todo lo quita, te de el doble de lo que tenés” -Ya me lo dio, te lo aseguro… Bueno, ¡gracias! Chau! Chau! Suerte!”

6 comentarios:

  1. Tu Martín es un divino. Y el colectivero me emocionó.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante! Qué emoción me causó leer este diálogo! Qué lindo lo que le contaste sobre el parto y su nacimiento, y qué sabio decirle que conscientemente no se acuerda, pero que lo lleva grabado en su cuerpo! Es así! Hermoso el blog. Un gusto pasar por acá.
    Besos para vos y Martin!

    ResponderEliminar
  3. A veces le digo cosas a Tincho que no sé si las entiende del todo, pero yo creo que algo le queda.
    Besos, Mai, gracias!

    ResponderEliminar