viernes, 14 de agosto de 2009

Tesoros

Estos cofres fueron de mi abuela. En el de madera, guardaba sus hilos de coser y bordar, agujas, alfileres y dedales.
En el otro tenía broches de adorno, y otras cosas.
Cuando se fue de este mundo, hace ya nueve años, se los pedí a mi mamá para tenerlos en casa. Ahora, el de madera está lleno de papeles y papelitos para collage, el otro aún tiene su broche de adorno.

3 comentarios:

  1. Qué buenos cofres!! En casa de mi vieja hay dos y nunca me los traje xq no sabía qué poner adentro (tengo una onda un poco minimalista)pero ahora me diste una buena idea.

    ResponderEliminar
  2. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!
    =)

    ResponderEliminar
  3. Irene:
    Yo trato de no llenar mucho de cosas, pero hay algunos objetos de los cuales jamás me desprendería.
    :)
    Besos

    Marcela:
    :)

    ResponderEliminar