sábado, 12 de septiembre de 2009

Ojito cartonero

Los pirotines reciclados del post anterior, los llevó una compañera al taller (por supuesto que con galletitas). El ojo cartonero no descansa. Nunca. El día del maestro fuimos con las chicas del Jardín a almorzar a Clo Clo (qué paquetería). Cuando pusieron en la mesa unos bocaditos con crema de verdeo y otras yerbas, mis pupilas se dilataron. No porque tuviera hambre, sino porque esas delicatessen estaban sobre unas hermosas blondas con futuro reciclado. La verdad pensé llevármelas, pero me dije: -Vero, acá papelones no. Pero se ve que las chicas ya conocen mi lenguaje ocular y directamente ellas las sacaron de los respectivos platitos y me las dieron. Un primor.

5 comentarios:

  1. Ay, esha, todo para decir que fue a Clo Clo :P

    Yo también ando con esos ojos pero no siempre tengo buenos resultados y guardo cosas. En especial guardo los papeles que me pueden gustar, sobre todo los de regalo. También las bolsas, mis ojitos se van a las bolsas de regalo babaaaaaaa...

    Beso!

    ResponderEliminar
  2. Clo Clo?¿¿ ¿Qué es, un salón de té?
    Pues me alegro que tus amigas te conozcan, mira que si por el apuro nos quedamos sin ver estas maravillas.
    ¡Feliz día atrasado, chicas!

    ResponderEliminar
  3. Gaby:
    Para mi hasta ese dìa Clo Clo me sonaba a gallina...què se yo!
    Uhhh yo tambièn enloquezco con los papeles. Siempre digo que pido que envuelvan lo que compro "para regalo" aunque sea para mì, asì ligo lindos papeles...;)
    Besos!

    Irene:
    Ay Siiii las cajitas!!!! Las adoro!!!

    Mariana:
    Clo Clo es un restaurante paquete (elegante) pero bueno, no suelo ir, lo eligiò la señora Directora del Jardìn... No voy a negar que es lindo, pero no me siento muy còmoda en esos lugares.
    Gracias por acordarte de nuestro dìa!

    Marce:
    Viste? Son unas genias!

    ResponderEliminar