jueves, 3 de diciembre de 2009

Correo

Qué curioso ver que una costumbre antigua, ahora es algo que nos sorprende y nos da tanta alegría: enviar y recibir correo postal. Antes, para esta época era habitual estar escribiendo tarjetas de salutación para las fiestas. Convengamos que el e-mail acorta distancias y tiempo, es lo instantáneo, cruzar el charco y estar comunicándonos con alguien que vive tan lejos es maravilloso. Pero también el papel, la carta, la tarjeta que tiene impresa la letra de nuestro ser querido, la mano que dejó esas huellas, la añoranza, el cariño que aún permanece fuerte a pesar de las distancias. En este caso, se combinan ambos, porque mis amigas bloggers, a las cuales no conozco personalmente (salvo a Gaby!), recibieron las tarjetas que les envié el 24 de noviembre (tempranito! por temor a que demoraran en llegar). Me dió alegría hacerlas y saber que ya las tienen. Me emociona que mi saludo esté con ellas, que sea de papel, palpable, de color, con texturas. Es algo que disfruté desde que fue ideado. Ya había dado algunas pistas en otro post. Acá se las muestro enteras: Las destinatarias: Irene, Mariana, Gaby, Marcela, Ale, Natsumi.

17 comentarios:

  1. MAndame tu mail!!!!! ( no lo encontre por ningun lado)
    Quieroi una divinura como esas!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me gustan todas, pero la mía másssss!!!!

    ResponderEliminar
  3. Cómo toca los huevos el cascabelito.

    ResponderEliminar
  4. Irene:
    Me alegro mucho!El 8 ponela en el arbolito ;)

    Rafa:
    ¿Queeeeéee?

    ResponderEliminar
  5. Lucía:
    veroka(arroba)gmail(punto)com

    ResponderEliminar
  6. Son todas geniales, ¡la mía es la del abeto sacapuntas!
    Vero, ¡¡¡espero acabar la tuya pronto, creo que me he liado un poco!!!

    ResponderEliminar
  7. Oooh, oooh, no vi la petición del pueblo sobre la ceremonia de la luna.
    Se trataba de pensar en algo de lo que nos quisieramos librar, poner en algún recipiente un poquito de piel de limón, romero y tabaco (lo más puro posible). Quemar la mezcla (poniendo un poco de alcohol, por ejemplo) mirando a la luna mientras piensas en eso que quieres dejar atrás. La fuerza de la luna debería llevárselo con ella.
    Yo lo hice, ya os contaré cómo me ha ido.
    Ah, y mi profa de yoga, que fue quien me contó lo de esta luna, nos previno sobre esta segunda luna llena de diciembre, el 31, último día del año. Parece que esa noche habrá que ir con cuidado, la luna puede ser una influencia poderosa y provocar excesos.

    ResponderEliminar
  8. Me voy a ir a vivir al interior así me mandás una :)

    ResponderEliminar
  9. Mariana:
    Wow me encantó lo de la luna , habrá que probar, no?

    Marxe:
    Viciosirijillo ;)

    ResponderEliminar
  10. Míaaaaaaaaaaaa, míaaaaaaaaaaaaa!!! Y llegó rápido!!! Vero, tenemos que organizar un tecito para despedir el año, siiiiiii? Dale que siiiiii? Beso!

    ResponderEliminar
  11. Quien fué la afortunada merecedora de la flor turquesa? es la más linda!

    ResponderEliminar
  12. Gaby:
    Siiii tecitoooo podría ser en Las Violetas que te gusta tanto!
    Besote

    Vero:
    La dueña es Marcela Calderón, yo me reía porque es la menos "tradicional navideña" y turquesa!!!! fanática, yo?
    Beso

    ResponderEliminar
  13. No sé porqué Blogger no publicó mi comentario en este post... sinf... Juro que pasé emocionadísima a decir que la tarjeta turrrrquesa es la mía!
    Ya voy a mostrarla en mi blog.
    ¡Gracias nuevamente, Vero!

    ResponderEliminar
  14. Marce:
    Ay este blogger! A veces me pasa lo mismo o tarda mucho en subir mi comentario.
    De nada, Ud se la merece ;)

    ResponderEliminar
  15. Love your handmade holiday cards!! You are so creative! Thank you again! xo

    ResponderEliminar