sábado, 27 de febrero de 2010

Piedras

El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El campesino, cansado, la utilizó de asiento.
Para los niños fue un juguete.
Drummond la poetizó.
David mató a Goliat.
Y Miguel Angel le sacó la más bella escultura.
En todos los casos,
la diferencia no estuvo en la piedra,
sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino
que no puedas aprovechar para tu
propio crecimiento.
(Sacado de vivisophía)

8 comentarios:

  1. Interesante pensamiento Veroka, encierra la idea poderosa de pensar en los obstáculos como desafíos y no como problemas.
    Preciosa tu piedra pintada!!!
    Te cuento que mis flores "Morning dew" no se si terminaran en Kusudama pero están quedando muy lindas!
    Cariños, Graciela

    ResponderEliminar
  2. Qué linda la piedra que pintaste. Y que ciertas las palabras que la acompañan.

    ResponderEliminar
  3. La kudusama ball también por supuesto. Y ese desayuno mmmmm rico. Voy a necesitar algo así.

    besos

    ResponderEliminar
  4. Graciela:
    Es que muchas veces (y eso lo vemos después) esos obstáculos, nos ayudan a entender cosas que antes no estaban claras. Aprendemos todo el tiempo (por suerte).
    Genial que sigas con las flores! No importa si aún no son Kusudama ;)
    Besos

    Loli:
    Gracias!

    El desayuno además de potente es rico!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita la piedra! Mis papás están de vacaciones en el mar y les encargué varias, pero dicen que no hay nada, pero yo más bien creo que no se quieren arremangar y buscarme las piedras XD.

    Preciosa tu piedra, interesantes las palabras.

    Beso!

    ResponderEliminar
  6. Gaby:
    Qué bueno! Deciles que no se hagan los giles y te traigan che :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó la disertación sobre la piedra. Tu las usas, ¡y cómo! Este turquesa me da ganas de mar, ainssss!

    ResponderEliminar