sábado, 26 de junio de 2010

Sed de ternura

Este día gris y lluvioso que en otro momento me hubiera inspirado para cocinar, hoy me inspira para escribir algo sobre la ternura… ese condimento olvidado y tan necesario en las relaciones personales.

Webeando, encontré un interesantisimo trabajo de Ana Lejarraga, sobre este tema, y ya que el Universo no me dotó del poder de la pluma, dejo que sus palabras hablen por mi.

En este trabajo trata de rescatar la faceta de la ternura que no tiene que ver con una inhibicion de lo pulsional, sino con otra forma diferente.

La concepción de Winnicott del desarrollo emocional primitivo también nos ayuda para positivizar la ternura como una modalidad de lazo precoz entre el bebe y la madre.La sensibilidad exacerbada de la madre sería, según la autora, un sentimiento de ternura intensificado que corresponde a la capacidad de la madre de identificarse con lo que el bebe siente. El “yo” materno se identifica con la condición dependiente del bebe recién nacido, como si la madre proyectase en el bebe su propio desamparo infantil.

Dice Freud : “el estado de desamparo produce las primeras situaciones de peligro y crea la necesidad de ser amado, de la cual el hombre no se librará mas”. La autora entiende que Freud no se refiere aquí a la necesidad de amor romántico y pasional, sino a la necesidad de ser reconocido, cuidado y amado por un otro.

La ternura no se asocia necesariamente a mecanismos de idealización sino a procesos tempranos de identificación.

La autora concluye manifestando que su esperanza es que la decadencia del ideal romántico, aunque haya producido desconcierto e incertidumbre, pueda traer el desafío de tener que reinventar nuevas modalidades amorosas, tal vez más tiernas y posibles, creando nuevas combinaciones de erotismo y ternura que contribuyan a disminuír el malestar contemporáneo.

Habló por mi y lo quise compartir con Uds.

5 comentarios:

  1. mmm...demasiado bueno para leerlo en el estado de ansiedad en el que estoy prepartido!!
    Mañana lo leo tranqui, dale?
    Gracias por compartirlo.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Ah, me encantò esta interpretaciòn...
    Voy a leerla de nuevo. Gracias, vero :)

    ResponderEliminar
  3. Tambien me gusto y lo lei varias veces.

    ResponderEliminar
  4. ayayay, muy apropiado para este momento.

    ResponderEliminar
  5. Lucia:
    Es para leerlo tranqui y pensar mucho... :)
    Besote

    Marcela:
    Si, me gustó, la ternura es muy importante en mi vida y pienso que en la de todas las personas, hay que descorazar, todos tenemos zonas blanditas... hay que explorarlas...
    beso

    Loli:
    Gracias, esta bueno para releer.

    Vero:
    Si? genial! Es para guardar y volver e leer cada tanto, sobre todo cuando nos "endurecemos".
    Beso

    ResponderEliminar