sábado, 4 de septiembre de 2010

Hijo creciendo II

Mimos, muchos mimos...(año 2001)
Los chicos actualmente están bombardeados por imágenes que les llegan desde todos los medios posibles y que están al alcance de sus sentidos. Esto sumado a que muchos de sus compañeros/amigos tienen hermanos adolescentes, hace que se hagan preguntas que nosotros nos hacíamos recién a los 14 o 15 años (algunos más adelante). Las preguntas en cuestión se refieren puntualmente a la vida sexual de las personas. Se imaginan mi cara de superada (la cara, dije) tratando de llevar adelante una conversación de este estilo, en la cual no faltó casi nada. Jamas pensé que él tenía tanta data, fui llevando el tema de manera de poder chequear hasta donde sabía y que sabía. La verdad es que, pasado el estupor inicial, nos reímos mucho, y pude confirmar que este niño me tiene una confianza a prueba de balas. Lo que no puedo es revelar el contenido exacto de la charla, sabrán disculpar. Eso queda entre madre e hijo.

6 comentarios:

  1. Es tremenda esa época, quizá porque todo esa información a la que los chicos están sobreexpuestos empiezan a hacer eco en el cuerpo y ahí es donde empiezan las preguntas. Con paciencia Vero, que se viene la época más difícil :(.

    Besote!

    ResponderEliminar
  2. Qué poco dura ese momento.

    Ahí está para comérselo, y luego te arrepientes de no habértelo comido.

    ResponderEliminar
  3. Creo que aquí lo más importante es que se ríen juntos, eso es vitaaaaaal. Y supongo que le puede reservar alguna pregunta a su señor padre, también, pero como tú eres la que vive con él, eres blanco fácil. Así que, ante todo, mucha calma y muuuucho sentido del humor, my dear!
    P.D. Se me quedó como un runrún en la cabeza con eso que pusiste en el comentario del post anterior: "como ando yo, blablabla", eso, que será lo que tiene la princesa, espero que estés bien, eeeeeh?¿? ;0)

    ResponderEliminar
  4. Tengo un hijo de 8 años y además super curioso. Todo el tiempo me descoloca con preguntas que aveces no sé como contestar de una manera que me parezca logica para su edad. La ultíma fue ayer en un taxi cuando, sin filtro, me preguntó: qué es un preservativo??

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja... Siempre comento cómo nos cuesta eso de ser "madres superadas"... jaja. Porque en el fondo -con tanta educación censuradora y represiva que tuvimos- nos cuesta hablar naturalmente del tema.. Nos hacemos las "naturales" pero en el fondo....¿o no? Bué, yo rescato que superamos los momentos "arduos" más que airosas.
    ;)
    Besote, Vero.
    Yo con Santi estoy en plena erupción hormonal, con sus 14 años... en todo sentido. Difíiiiicillll. Ja.

    ResponderEliminar
  6. Gaby:
    Si voy a tener que tener paciencia es cierto, igual es una edad hermosa porque estan en esa transicion en la cual aun son chicos pero ya no tanto y podemos hablar desde otro lugar.
    Estoy aprendiendo un monton.
    Beso

    Rafa:
    Jajaj de bebe me lo comia (a besos) y ahora por momentos si y por momentos me echa y lo bien que hace!

    Mariana:
    El humor es vital en la vida, nosotros nos reimos mucho por suerte y asi desdramatizamos algunos temas ...
    El señor padre aporta lo suyo, pero como bien decis, yo estoy a full las 24 hs del dia con el.
    El otro temita ya quedo claro en el mail jaja

    Maru:
    Bienvenida a mi blog!
    Viste que preguntas largan asi nomas? Y una tiene que contestar asi como si hubiera preguntado algo sencillo de contestar ja!

    Marcela:
    Uhhh 14 años!! Santi debe estar con preguntas mas grosas o tal vez ni pregunta jajaaj
    Mira, lo positivo es que a pesar de que nosotras tuvimos ese tipo de educacion que mencionas, con nuestros hijos le hacemos lugar a la palabra en estos y todos los temas que ellos planteen. El silencio NO es salud.

    ResponderEliminar