miércoles, 22 de febrero de 2012

Diario de Vacaciones V

Día 6

Pasé una mala noche. Desperté a las 3. La carita de Kimba me venía a la cabeza una y otra vez. Me puse a llorar. Lo imaginaba yéndose. Aún no se lo digo a Martín, pero creo que algo intuye. Anoche propuso jugar a las cartas y apenas le dije que no, no insistió (cosa rara en él).

Día 7

Anoche había una luna casi llena. Vimos a los abuelos que ya, mañana, parten a BA.

................................................
En la playa el viento alterna ráfagas de fuego y algunas frescas. La marea bajó y descubrió las rocas de la orilla. Martín se fue a bañar al Balneario con su banda de amigos. Acá hay poca gente, paz, y el paisaje bellísimo aún con el mar amarronado.Tengo que empezar a leer mi segundo libro, pero "La elegancia del erizo" me dejó con ganas de más, es hermoso, cálido, simple... se lo presté a mama. A mi regreso quiero volver a ver la película.
Por la tarde vamos con Martín al pueblo, yo en busca de cigarros, él, de su ansiado waffle con dulce de leche.
(En el pueblo de Mar del Sur, hay pocos negocios, como se imaginarán, pero hay, no crean...)
Se levantó un brisa fresca que hace más llevadera la caminata.
Me doy cuenta que cada vez estoy menos sociable. Donde veo tumulto de gente, huyo!
De dónde vendrá esa necesidad de estar sola o con poca gente? Quiero irme a casa YA. El pueblo es un ir y venir de personas consumiendo lo que sea: videojuegos, helados, papa fritas, conos de pizza!!!
Apuro a Martín. Volvemos por la playa. El Balneario parece una romería: uno pegado al otro. Nunca voy a entender que es lo que encuentran de placentero el estar todos pegoteados. Saliendo de la multitud, encuentro la paz. El espacio necesario para caminar y sentirme libre.

Marcelo me espera con el mate: ya lo estaba necesitando. Tomar mate viendo el mar...
Le pregunto como se da cuenta uno, de que la persona con la cual está, es la correcta. Eso da para una prolongada charla.
Que bien me siento disfrutando estos momentos...
Sólo espero poder amanecer mañana sin llorar...






3 comentarios:

  1. Hola linda... leí las dos entradas juntas...te acompaño desde el alma...que momento triste!!!
    Qué hoy sueñes cosas lindas!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. me estoy dando cuenta que no vi todas tus fotos; esta no me la mandaste. ¡Cómo extraño las mateadas en MDS!

    ResponderEliminar
  3. Moni:
    Gracias! Aún siento su falta, llego a casa y me desilusiono al no verlo...
    :(
    un beso!

    Marxe:
    Despues las vemos y me decis cual te falta.
    Yo tb extraño esas mateadas :)
    Beso

    ResponderEliminar