martes, 26 de diciembre de 2017

No encajar

Llegan estas fechas y siempre me cuestiono lo mismo, ¿cuándo voy a hacer lo que yo quiero? Las fiestas para mí, hace rato que dejaron de ser momentos "especiales". Ya no me siento bien festejando, reuniéndome, comiendo comida de "fiestas". No lo disfruto. Por la "armonía familiar" y las "tradiciones" (yo soy cero tradición) termino cediendo. Pero lo hago sin entusiasmo, sin ganas. Porque se que si no voy y armo otro plan, pareciera que estoy rompiendo todo lo establecido históricamente por la familia. Creo que en la mente de los demás no entra el hecho que uno disfrute con otras cosas. Bueno, me suele pasar con la gente con la que interactúo, en general. Soy poco sociable, me encanta estar sola, nunca me aburro, siempre estoy haciendo algo. Soy poco consumista, nunca fui marquera, no me interesa la ropa, ni los zapatos, ni las carteras, ando siempre con lo mismo, voy a la peluquería sólo para cortarme cuando ya mi cabello está inmanejable. A veces siento que no encajo en el mundo, porque me apabulla el ruido urbano, y veo a los demás caminando como si nada, como si estuvieran por el campo. Puedo quedarme mucho tiempo contemplando la naturaleza, casi no veo TV, me gusta la sencillez, lo simple, lo natural. No entiendo por ejemplo, que en una playa haya música. ¡Es tan hermoso el sonido del mar! Todo está armado para "entretener". No vaya a ser que se escuche el silencio! No. Tiene que haber música y cuanto más ruidosa, mejor. A veces rezongo y me siento una vieja quejándome por todo esto. Pero no es la vejez (solamente). Es una manera de ser. El mundo está hecho para que la gente consuma. ¿Consumir qué? Lo que sea, no importa. La música es sinónimo de alegría, el silencio de tristeza (?) Estar solo pareciera que está emparentado con algo malo, y es tan placentero tener tiempo para uno y hacer lo que de la gana!
En fin, así las cosas. Veremos que resuelvo. Por ahora les dejo una viñeta de Cin Wololo que me encantó, grafica un poco lo que mis torpes palabras expresan en este post.


5 comentarios:

  1. Tal vez haya que buscarle la vuelta para festejar desde lo que uno es, desde donde tiene algo para dar y compartir con los que quiere. O bien será hora de dejar de darle a "las fiestas" más importancia de la que tienen.
    En nuesto caso hace 4 años hicimos una contrapropuesta a las tradiciones donde nosotros viajábamos siempre al lugar donde estan nuestras familias y nos transformamos en anfitriones trasladando a más de 20 personas a casa. Este es el cuarto año que sucede pero cuando lo propusimos pensábamos que nos iban a sacar corriendo. Y estamos felices y mucho más a gusto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor, puede ser una opción, en nuestro caso se complica, porque mis padres (por ellos nos reunimos por las fiestas) están muy mayores y ya no quieren viajar. Yo hace rato que deje de darle la importancia que les daba antes a las fiestas. Mis viejos no. LLamale culpa, si queres. No lo se. Sólo se que para mi sería más placentero ver una peli desde la cama, con una bandejita de comida simple, con mi gata al lado. Así nomás: ni brindis, ni nada.

      Eliminar
    2. No se si quedó claro lo de "culpa" porque mezclé las cosas jajaja soy asi, acuariana atolondrada! Culpa porque me reuní igual para el 24, aunque no sentía deseos de hacerlo, solo por mis padres que esperan eso. El 31 lo pase muy bien con mi hijo y mi gata Dashi en casa tranquilos.
      Beso

      Eliminar
  2. Siempre será un buen momento para comenzar a disfrutar como nos nace genuinamente :) A veces la culpa es solo propia, no es tan terrible- como pensamos- para quienes nos aman.
    Que estés muy bien. ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabés que si? no es tan terrible, una magnifica las cosas, y los demás tendrán que aceptar nuestras decisiones. Que comiences muy bien el 2018 !!! besos

      Eliminar