viernes, 22 de agosto de 2008

Nuevos huéspedes

Los trajimos del vivero del Jardín Japonés. Martín adora los cactus e insistió.
Yo estoy empezando a quererlos.

11 comentarios:

  1. ¡Ese es mis sobrino! ¡Aguanten los catus vieja!

    ResponderEliminar
  2. Martín! compratimos gustos! a mi me encantan los cactus! hoy mismo publico un post de los mios. vivan las plantas carnosas y pinchudas!

    ResponderEliminar
  3. pre-cio-sos! adoro los cactus! son muy linditos ^^ sobre todo los chiquititos como estos!
    quiero ir al jardín japonés y siempre me olvido! y vos siempre me lo recordás!

    ResponderEliminar
  4. Marxe: y de alguien heredó el amor por ellos, o no??

    Hola Vale! bienvenida!! Besos míos y de Martín!

    Es un paseo muy placentero, no te lo pierdas!

    ResponderEliminar
  5. Te acordás de mí? Otra coincidencia!! Martín de 7, gatos... Nosotros tenemos una mini colección de cactus en la ventana de la cocina y el Martín que tengo yo en casa les pone nombre y todo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Irene! Cuantas coincidencias!El tema es que los cactus, me los empezó a pedir Martín, a mi no me daban gracia, pero bueno... él me enseñó a quererlos.¡Que buena ocurrencia ponerles nombre!

    ResponderEliminar
  7. Hoy fuimos al Jardin Botanico y había cactus gigantes!

    ResponderEliminar
  8. Y si, debo darle la razón a Martín, estos cactus son hermosos!!!
    (^v^)

    ResponderEliminar
  9. Bien fálicos, eh.
    Cuando te den flores te vas a babear toda. No hay como la flor del cactus.

    ResponderEliminar
  10. El año pasado floreció uno que tenemos hace tiempo y dio una flor fucsia hermosisima!

    ResponderEliminar