sábado, 22 de agosto de 2009

Jubilable 100% ~ parte dos

Kandinsky-Composición X
A ver si hacemos memoria o directamente vamos al primer post sobre el tema. Bueno, la maestra de Plástica salió al ataque nuevamente, a destrozar mentes infantiles (cemento fresco). Martín volvió preocupado del cole porque tenía que rehacer un dibujo para un concurso (recién me entero del mismo), preocupado también porque la maestra le pidió que la hoja (enorrrme) no se arrugue, y enojado porque esta señora se ve que no sabe que las comparaciones son odiosas. Es más, le cambió toda una parte de su dibujo por una versión suya (que seguramente cree que es mejor que la del niño...). Una joyita. Hablando con otras mamás me entero de que algunos chicos no quieren ir a la escuela los días que tienen Plástica. Bien, Mamá Gallina no se queda atrás, Uds saben... Primero pensé en ir a hablar con esta señora, pero luego dije no, voy a ir a hablar con la directora. Les resumo: todo bien, ya sabía del caso (los casos) y se dispone a tratar nuevamente el tema con la persona involucrada. Yo digo, no hay supervisoras de Plástica? o son igualitas a esta señora? No es básico que cada niño dibuja su mundo interior, y que los árboles no son todos de hojas verdes? Y que los dibujos de los chicos NADIE tiene que retocarlos? Y que hay que estimularlos en vez de pisotearles la creatividad?

14 comentarios:

  1. Estoy recordando que cuando Lucía iba a la escuela x tu barrio su profe de plástica hacía ESO que vos contás con los dibujos de los chicos que se exponían en la cartelera de la escuela. Será la misma?

    ResponderEliminar
  2. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah
    aaaaaaaaaaahaaaaaaaaaaaaaaah (agarrándome la cabeza)

    Opviamente esta señora (¿puedo decir chota, acá? es muy fuerte?) no entiende NADA de arte. Me imagino a LA señora con el pequeño Vincent: "a ver no señor Vangok, sus estrellas están deformadas, déjeme que las hago de nuevo". Qué maldita. A veces veo cosas expuestas de los chicos y me sorprende las bellezas que hacen, cómo reinterpretan las cosas a su modo, de eso se trata el arte, no? NO?

    Qué tipa tarada por favor. Y qué tristeza, al estar haciendo que los chicos detesten el arte.

    Besotes a los dos!

    ResponderEliminar
  3. Yo tuve una igualita. Habría que echarlas a patadas.

    ResponderEliminar
  4. dios mio!
    me hizo acordar a la parte de la película Sybil en que la madre le dice que las gallinas azules no existen y le rompe el dibujo y le rompe los crayones y se saca de quisio.

    (vi tu imagen de totoro y me dije: TENGO que entrar a ese blog)

    un beso!

    ResponderEliminar
  5. Irene:
    Creo que es algo bastante común por desgracia... es muy importante la formación en los profesorados, les tienen que abir la cabeza.Porque además si uno dice nuestras profesoras, vaya y pase,era otra época, pero las actuales deberían tener otra mirada.

    Gaby:
    No es fuerte lo que decís, es exacto. Tienen oro en polvo en esas aulas y lo arruinan...
    Besos!

    Marxe:
    Cerebros anquilosados... yo también tuve alguna que otra, por suerte también tuve de las otras.

    Edu:
    Bienvenido al blog! Viste Sybil?? Qué tremenda película, por favor!!
    Jajaja te gusta Totoro? Viste más pelis de Miyazaki?
    Un beso y gracias por pasar y comentar!

    ResponderEliminar
  6. Donde firmo para jubilarlaaaaaaaa????

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Ayyyyyyy!!! Recién leo tu post, y fui a leer la primera parte (en esa época yo todavía no pasaba tan asiduamente por acá, je)... Che: ¿Tiene la misma profe dos años seguidos? porque tui post anterior es del 2008, Vero... Y eso ya me preocupa, en serio. la edad de martín es la ideal para intentar afianzarle esa cretividad que en ellos sale tan naturalmente, espontáneamente. No para truncarla con censuras dictatoriales. ayyyyy.... no quiero eso para los niños, artistas potenciales en el futuro... Yo, ilustradora profesional, "lucho" a diario contra mí misma justamente por ser producto de esa educación. Una cagada que todavía existan. Dan ganas de colgarlas. Pero con que las jubilen, me conformo. Hablarles no sirve. Ya no pueden entender a qué nos referimos con la palabra "libertad"...

    ResponderEliminar
  8. Zime:
    Verdad, no? ya es hora...

    Marce:
    Dos años seguidos, no... peor 3!!!! pobres niñitos...Por suerte va a un taller con un profe que les abre el coco, espero que eso, mi aporte y su creatividad, lo ayuden...

    ResponderEliminar
  9. Hola! Gracias por pasar!! Terrible profesora de ¿Arte? Seguramente tuvo una mama como la de Sybil, y no como vos!
    Me pierde tu sello Totoro, mis hijas y yo fanaticas de Miyazaki!!
    pasare seguido, saludos desde las sierras!

    ResponderEliminar
  10. Sin comentarios, por que me indigno!!

    ResponderEliminar
  11. Lucía:
    Hola!!! Bienvenida!!! wow la mamá de Sybil qué terrorífica!!!
    Grande Miyazaki, vieron sus pelis me imagino!
    Besos!

    Vero:
    Tranqui, tranqui pero síiii da mucha bronca grrrrrr....

    ResponderEliminar
  12. Uf! tal cual Vero! tenés razón! es indignante que sigan desperdigados tantos "maestros/as" de plástica tan desastrozos por todas las escuelas!! grrrrrrr!! que bronca me da!! Que cagan su expresividad, su creatividad!! y los inhiben o hasta les sacan las ganas de ir a clase transformándose, la materia en un motivo para ponerlos MAL.
    Y suficiente para no querer ir.
    Por suerte tu hijo encuentra y tiene conquistado ese espacio de creatividad en tu casa, compartiendolo con vos, y con el mismo. Es un groso!! Hay que acompañarlo, para que no se deje llevar por esta gente que no sabe NADAAA, y para que no pierda su LUZ.
    Besotes! espero que andes muy bien vos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola Andre! que tal las vacaciones?
    Y viste que esta señora encima los tuvo a estos niños en 1°, 2° y 3° buaaaaaaaaaa... en 4° ya están perdidos... jajaja bue no es tan así, hay antídotos !
    Beso!

    ResponderEliminar
  14. No puedo creer lo que cuentas, es imperdonable lo que está haciendo esta mujer. Lo peor es ver como tu enano se come el coco por su culpa.
    Deberían hacer que os pagara una indemnización por daños y perjuicios, ¡menuda faena!

    ResponderEliminar