viernes, 3 de febrero de 2012

Diario de Vacaciones II

Dia 2

Día brillante. La temperatura esta subiendo. El sol descansa sobre el mar. Todos duermen.La paz es algo que no se puede describir. Las palabras no alcanzan. Quiero ir a caminar por la playa. Hay tres personas nada más. Martín abre los ojos. Desayunamos. Destino de la caminata: Rocas Negras. Vamos a ver que tesoros encontramos en el camino.
........
El mar al mediodía tiene varias franjas de azules-verdosos.Pienso en una paleta de colores así... En el horizonte, azul oscuro, más adelante verde turquesa. Me pregunto que es lo que maravilla tanto del mar. Los colores, su movimiento, sus sonidos. La vida que uno imagina en la profundidad. Un mundo aparte, misterioso.
.........
Amo las charlas con mi hermano. No hay temas que no abordemos: cotidianos, frívolos, densos. Todo se puede conversar. Me siento libre. Soy yo. No siempre puedo ser yo con el otro. El trabajo, las relaciones, hacen que no siempre pueda hablar relajada, sin presión, sin medir qué decir, hasta dónde dar mi opinión.

Pienso en vos. Hago un esfuerzo en no mandarte un mensaje, pero, curiosamente, me agrada ese esfuerzo. Es algo extraño, pero es así.
Llega la hora de la lectura y seguida de ella, una buena siesta. El calor y el almuerzo reciente invitan al descanso.
A la noche, salimos a comprar comida. La playa duró hasta tarde. Acá todo lo hacemos caminando. Me gusta caminar y de noche es maravilloso porque el cielo es inmenso, interminable. Se ven las luces de las casas pero las calles están oscuras.
Cenamos liviano. A pesar de la siesta, estamos cansados. Martín se acuesta. Con Marcelo  nos quedamos en el porche escuchando el mar.

3 comentarios:

  1. :) a mí también me gusta hablar con vos; más con ese marco de belleza que tenemos allá.

    ResponderEliminar
  2. Interesante crónica, aunque las palabras calor, temperatura, sol, me ponen bastante nervioso. Yo soy pro-aire acondicionado y casita, detesto las vacaciones de verano, pero me encanta que la gente las soporte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Marxe:

    Mar del Sur es Mar del Sur.
    Punto.

    Rodrigo:
    Gracias, yo detesto el calor en la ciudad, en la playa es otra historia.
    :)
    Beso

    ResponderEliminar