lunes, 4 de junio de 2012

Cambia, todo cambia?

Siempre fui de la idea de que la gente no cambia. En realidad, sigo sosteniendo que la esencia no cambia. Pero algunas cosas si pueden modificarse.Y es genial ver que cuando uno hace un movimiento, se produce una cadena de cambios...como las fichas de dominó puestas en fila que van cayendo, y volteando a las que están delante. En eso estoy. Porque sentí que valía la pena hacer ese movimiento. Y voy bien. Vamos bien.

4 comentarios:

  1. Me alegro que valga la pena!!! Un abrazo... te extrañaba!!!
    linda semana!!!
    Moni

    ResponderEliminar
  2. Leí , que los únicos que no cambian son los tontos y los muertos... Creo que es muy lícito cambiar, habla de crecimiento. Interesante las preguntas y las respuestas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Nada se pierde:
    Es cierto, siempre existe la posibilidad de un cambio, creo que depende de la plasticidad de uno, de las vivencias y del deseo fundamentalmente.
    Saludos para vos!

    ResponderEliminar