jueves, 5 de febrero de 2015

Tiempos felices

Suele pasar que una vuelve de vacaciones y le cuesta hacerse a la idea de que en breve, tiene que retomar el ritmo (alienante) habitual.
Haré una brevisima reseña de los hermosos días pasados en Mar del Sur. Primero pase unos días con mi amor: playa, pesca, caminatas, lecturas, comidas ricas... Fin de año juntos, con amague de corte de luz... pero en la costa, nada importa, y sobre todo si se esta bien acompañada!
Luego llegaron mi hijo y mi hermano, pasamos unos días los 4. Carlos aprendió a jugar a la Carioca y se entusiasmó. Fue nuestro chef, lamentamos su vuelta a Bs As (sobre todo yo, pero por otras obvias razones....).
El clima estuvo muy desparejo, pero siempre se aprovecha el tiempo: pasear, leer, jugar, cocinar. También dio lugar a interesantes charlas. Mi hermano, con su mate, creaba el clima perfecto para conversar: cuando estaba lindo, en la playa, cuando no, arriba, en el jardincito, contemplando a las golondrinas alborotadas.
Martín llevó la peor parte: ya se aburre solo y con sus 14 años, va siendo hora de llevar algún amigo. Igual disfrutó, fuimos a pedalear por el campo, jugamos al ping pong, caminamos buscando fósiles, y siempre nos sorprendió alguna aventura, como cuando nos encontramos a un lobito de mar en la playa.
Ahora que todo ello esta plasmado en las fotos y en nuestro recuerdo feliz, hay que poner los pies sobre la tierra. Sushi & Dashi quedaron al cuidado de mis viejos primero, y luego se turnaban con Carlos. Su recibimiento fue muy cariñoso. Es tiempo de orden: lavar ropa, limpiar y ordenar todo, arreglar las plantas, pagar cuentas atrasadas (oh...)
Como se que cuando retome el trabajo a full, me va a devorar la picadora de carne, hago las cosas que más me gustan (y que no debería postergar durante el año):decoupage, origami, cocina, lectura.
Hablando de libros: en la playa lei "Mil grullas" de Kawabata (no me gustó), y dos de los libros de Andahazi sobre La historia sexual de los argentinos, es interesante a nivel información histórica, pero el estilo no es de alto vuelo. Luego leí "La invitada" de Simone de Beauvoir (me gustó!). Relei "El camino del artista" de Julia Cameron. Ahora estoy con "Todo cuanto amé" de Siri Hustvedt, que me esta costando un poco.
Comparto algunas fotos


 Muffins especiados
 Paz total
 Lobito en Rocas Negras
 Si llueve...¡tortas fritas!
 Atardeceres increíbles
Amaneceres únicos

Decoupage y arreglo de plantas

4 comentarios:

  1. qué lindo todo!!! suenan a unas vacaciones muy vacaciones
    hermosas tus fotos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flor! Son vacaciones de no hacer nada, sin horarios, ni corridas, paz y mas paz!
      beso

      Eliminar
  2. Me encantan tus fotos, sobretodo el amanecer y atardecer..ahora a disfrutar con otras cosas!! ciao!

    ResponderEliminar
  3. Hola Lola! El amanecer y el atardecer en la playa son momentos muy bellos !
    Ahora toca volver al trabajo, son cortitas las vacaciones, pero por suerte las podemos disfrutar!
    Beso

    ResponderEliminar