domingo, 9 de agosto de 2015

Finde de lluvia, reposo y cocina

Fascitis plantar, me dijo el traumatólogo de guardia: reposo, ejercicios de elongación, diclofenac B12, y sesiones de kinesio. Me había asustado mucho el viernes, cuando volviendo del trabajo, subí al colectivo y me dio un tirón en el talón derecho que casi pego un grito. Volví como pude a casa, tratando de no apoyar el pie derecho, caminando muy despacito. Me quedé en cama tratando de parar mi cabeza que pensaba muchas cosas horribles. Carlos me calmó, siempre con su santa paciencia (gracias, mi amor), me acompañó a la guardia el sábado a la mañana, y cuando salimos ya me sentía un poco mas tranquila. Fue a comprar todo lo necesario para hacer lo que habíamos planeado: empanadas árabes, otras de espinaca y de carne cortada a cuchillo. Sentadita en mi banco alto de la cocina, me puse a ayudarlo a preparar los rellenos. Con la lluvia de telón de fondo, hicimos más de cien empanadas para repartirnos, y algunas para cenar. Salieron riquísimas! Pero creo que por un buen tiempo, no armo más empanadas! Ufff!!!
Quedó un poco de relleno de espinaca, y no lo iba a tirar...
Harina, huevo, sal y apenitas de agua: masa para ravioles! Y con la masa sobrante, algunos fideos (no se tira nada!)

La cocina también es una excelente terapia, verdad que si?

4 comentarios:

  1. Mejorate pronto!!!! A ver si nos vemos, un día de estos, te parece? Te mando un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Cuidate mucho Vero, beso grande : )

    ResponderEliminar